30 May 2010

NUEVA CALEDONIA: LA ISLA DE LIFOU

Fecha del viaje: Noviembre 2009
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Desayunamos en un alojamiento kanak de la playa de Luengoni y a las siete nos preparamos para ir en coche con Nico y Laure a visitar la zona norte de la isla. Llegamos hasta Tingeting y nos vamos a buscar a Albert a su casa, él será nuestro guia para ir a visitar la Gruta del Diablo.


Albert, de la comunidad kanak, que es una civilización antigua de la Melanesia, nos explica con todo tipo de detalle las utilidades curativas de las plantas y raíces que encontramos de camino a la gruta.


También vemos cocos destrozados por el "crabe de cocotier" un cangrejo que abunda en la zona y que posee unas grandes pinzas y la suficiente fuerza para romper la cáscara del mismo.



Nos aproximamos a  la gruta que tiene unos treinta metros de alto, en medio de ella se encuentra una gran abertura en forma vertical. Albert nos dice que la entrada tiene forma de vagina y nos adentramos en ella. Esta gruta está considerada la madre naturaleza y es un lugar de refugio para rituales, pues la magia es otra de las creencias desarrolladas en estas islas... Los kanak creen mucho en lo sobretanural, así como también creen que hay vida después de la muerte.


Una vez dentro nos encontramos estalagcitas, estalagmitas, conchas fosilizadas y fosas con restos de cráneos humanos  junto con otros huesos que permanecen aquí desde hace años...



Después nos acercamos a bañarnos a la Fare Falaise, una enorme playa rodeada de formaciones rocosas. Nos tiramos de cabeza. Para subir, nos ayudamos con una cuerda haciendo impulso apoyándonos en la piedra. Playa salvaje, sol, agua esmeralda, sin nadie mas que nosotros...



Y después de un buen baño, ¿que más podemos pedir? Pues una buena comida en casa de Albert con su hija Betsy y el resto de la familia. La comunidad Kanak es patriarcal y en las familias la mujer se encarga de las tareas domésticas mientras el hombre de lo social y el trabajo físico. Existe mucho respeto mutuo entre los familiares, respetando a los mayores.


Betsy nos ha preparado para comer pollo, arroz con coco, ensalada de papaya, calamar gigante en su tinta y pan recién sacado del horno. Compartimos los platos con Albert y mantenemos una conversación muy agradable que se deriva en risas y cachondeo con el resto de la familia.



Betsy tiene un hijo guapísimo  y aprovecha nuestra estancia para cortar un trozo de  incienso para cada uno y nos lo ofrece de regalo.

Adrian, el marido de Betsy,es artista. Nos enseña una habitación con sus dibujos pintados en la misma pared y en algún lienzo que otro. Va vestido con un llamativo traje típico con el símbolo de la bandera kanak. Aparte de pintar le encanta estar echado a la "bartola", acompañado de su brick de tinto sin parar de "fumar" en todo el dia.


Betsy nos regala unos vestidos confeccionados por ella. Nos hacemos una foto con toda la familia antes de partir.A cambio le regalo mi pareo que se lo pone al instante como turbante.  Nos despedimos de ellos agradeciéndoles por haber compartido con ellos la jornada y prometiendo enviarles las fotos.


El viaje continua...terminamos el día en la bahía de Jinek. Aquí podemos bucear, es una piscina inmensa de coral. Otro regalo mas de la naturaleza....

15 May 2010

NUEVA CALEDONIA: LA ISLA DE MARÉ

Fecha del viaje: Noviembre 2009
Extracto de Mi Diario de Viajes:.

La Nueva Caledonia se encuentra al sur de la Melanesia, en el Océano Pacífico. La isla de Maré forma parte del conjunto de las Îles Loyauté y se encuentra tan sólo a 30 minutos en vuelo desde Noumea, la capital de Nueva Caledonia. 

Es interesante el Airpass que AirCalin ofrece  de cuatro vuelos para visitar estas islas, que junto con la Île de Pins, son a mi parecer lo más interesante para bucear en sus aguas coralinas y disfrutar de los peces tropicales (entre otras especies que apenas conocemos) nadar en las grutas subterraneas, adentrarse en la selva pero sobre todo para tener un acercamiento directo con los poblados de la cultura kanak.




Nos  encontramos a  las cinco de la mañana despiertos por el canto del gallo, acomodados en el interior de una cabaña tradicional que es uno de los alojamientos típicos de la cultura kanak y regentada por Mdme.Seday que nos atiende en el desayuno con tostadas, cafe y zumo de naranja. Su marido es artista y moldea totems en la madera. Tiene una larga exposición al aire libre por todo el jardín. También vemos una amplia colección de conchas preciosas.  Nos encontramos frente al mar donde hay un sinfin de pequeños islotes cubiertos de vegetación. El lugar es idílico, nos metemos en el agua y enseguida acuden peces gigantes de colores para darnos los buenos dias. 



Hoy iniciamos una caminata para ver las playas donde disfrutaremos de las maravillas marinas que se encuentran en estas magníficas aguas del Pacífico. Aquí el transporte es caro así que nos trasladamos en coche con unos franceses que hemos conocido en la gîte, un matrimonio con su hijo Maurice,que vive en la capital y es enfermero. Nos dejan en Tadine, junto al hotel Nengone Village, donde empieza el circuito.



La arena de las  playas son de un blanco impoluto, vamos recorriendo el camino haciendo paradas para bañarnos y atravesamos parte de los bosques y selva para conectar de una playa a otra. En sus fondos marinos nos encontramos peces de muchas especies (ahora me arrepiento de no traer una cámara subacuática),estrellas de mar, pepinos de mar que se quedan estaticos en el fondo..por lo que observo se van agrandando, que ascoooo....salgo de aquí pitando...



La marea está baja, pero hay poca corriente así que podemos nadar muy a ras del coral casí rozando el cuerpo, hay que llevar cuidado. Al salir a descansar veo un coral precioso, hago fotos desde la playa pues las vistas son hermosas. Entre las rocas me encuentro a la serpiente autóctona, el  tricot rayé. Gracias que no la he visto en el agua donde parece ser alcanza una gran rapidez para atacar pues su picadura puede ser mortal.A los peces los muerde y los atonta hasta que mueren y evidentemente se alimenta de ellos.
  



Nuestro recorrido continua desde Shini hasta la Falaise du Cap Wabao. Aquí nos quedamos un buen rato para tomar algo el sol y mi amigo Sébas se queda junto al mar confeccionando un collar de  coral con los restos que encuentra en la orilla.  Encontramos un pequeño cangrejo dentro de una caracola.
  

Seguimos por el sendero forestal que nos llevará a la Baie de Péde y desde aquí nos dirigimos hacia el Aquarium Naturel, la vista es preciosa pero el acceso se hace difícil porque se puede bajar tirandote de cabeza o de pie pero es imposible la subida por no haber ningún punto de apoyo. Pero quedamos satisfechos del día y nos vamos volviendo haciendo autostop parando antes en un chiringuito de Tadine, la capital de la isla...