20 July 2010

PORTUGAL: ESCAPADA A COIMBRA Y ALCOBAÇA

Fecha del viaje: Enero 2010
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Después de pasar el fin de año en Lisboa llegamos a la ciudad de Coimbra que se encuentra a dos horas en tren desde la capital. A pesar de ser la tercera ciudad del país en importancia, tiene un aire provinciano con sus callejas empedradas y casas blancas. El río Mondego separa los barrios de La Alta y La Baixa.


Nos alojamos en el Hotel Astoria, un magnifico edificio ubicado en el centro de la ciudad, junto al rio. Es un lugar que recomiendo para el descanso, con un aire clasico de los años veinte y sus habitaciones son espaciosas y cómodas. Tiene ese encanto de los hoteles antiguos que tanto me gustan. 

Información del hotel:

En Coimbra hay que destacar sobre todo  la Universidad, una de las más antiguas de Europa, fundada en el año 1290. Esta se encuentra ubicada en un promontorio, en la Cidade Alta.

Se puede visitar de forma libre todo el recinto con varios patios interiores. A destacar: La Sala dos Capelos, donde se celebran las ceremonias académicas más importantes y La capilla San Miguel que alberga un impresionante órgano de 1733. La mayoría de los edificios son de estilo barroco  y neoclásico. 


Desde el mirador se puede ver una panorámica de la ciudad.

 

Visitamos la magnífica Biblioteca Joanina, compuesta por dos pisos y tres grandes salas que se separan por arcos y estanterías lacadas en verde y rojo y se encuentra alumbrada con luces tenues. Sólo podemos entrar con visita  guiada y para mi desdicha no permiten hacer fotos.



 Para más información:   


Otros monumentos a destacar son La Se Velha (Catedral), la Iglesia de la Virgen del Carmen, el Monasterio de Santa Cruz... y al otro lado del rio Mondego, el Convento de Santa Clara, el jardín Quinta das Lágrimas, el puente peatonal Pedro e Inés... que nos devolverá de nuevo a la Cidade Baixa.


Entrada la noche disfrutamos en un buen restaurante del típico bacalhao  y vinho de la zona y después de cenar fuimos a una capilla para escuchar  los fados típicos de Coimbra, cantados solo por hombres. ¿Curioso verdad?


Al día siguiente fuimos a la pequeña y tranquila ciudad de Alcobaça, donde visitamos el imponente Mosteiro de Alcobaça, patrimonio de la Humanidad, una abadía cisterciense. Hay numerosos claustros y salas museo donde se guardan maravillosas reliquias entre otras obras de arte.






Para más información: 


Realmente creo que valió la pena viajar por pequeñas ciudades de Portugal  porque  siempre despierta curiosidad al viajero que busca un poco más allá de ciudades conocidas como Lisboa y Oporto.   

5 July 2010

NUEVA CALEDONIA: LAS DANZAS TRIBALES EN ÎLE DES PINS

Fecha del viaje: Noviembre 2009
Extracto de Mi Diario de Viaje:

Me alegro de haber coincidido este dia que paseamos por la capital de la isla,Vao: "No se tratan de danzas para turistas, habeis tenido mucha suerte, celebramos el 150 aniversario del Saint Joseph's School" nos dice el director del colegio al vernos entrar y quedarnos al comprobar que alli se preparaba un gran espectáculo.


Hay muchas sillas repartidas por toda la esplanada de cesped, nosotros simplemente nos sentamos sobre el pero como aun falta un rato, nos vamos en busca de los bailarines que andaban preparandose para el evento. La gente local se acerca y se sientan con sus amigos y familiares para disfrutar de la fiesta.  


Las danzas son de distintas comunidades de la isla. Se maquillan primordialmente con pintura blanca que destaca con sus sensuales pieles morenas. Algunas de las mujeres y niñas llevan vestidos florales.



Algunos de los hombres llevan pintados majestuosos pajaros en la espalda.




Hay un pequeño grupo de musicos y cantantes que se van preparando en el escenario. Un hombre mayor  ataviado con un monton de abalorios en su cuerpo es el que va a coordinar el baile..



Empieza la fiesta.Los hombres suelen llevar coronas en el pelo y faldas de flecos y van dando pequeñas vueltas moviendo sus caderas al ritmo de la musica y golpeando los pies en el suelo.



Alrededor del colegio han montado chiringuitos con pinchos de carne adobada y bebidas pues la fiesta durará toda la tarde... asi que vamos a picar algo, luego volveremos...Damos un pequeño paseo por el pueblo y el edificio que vemos mas destacado es la Eglise Saint Joseph...rodeado de los pinos que dan nombre a la isla.


Nos acercamos a la Baie Saint Maurice, junto a esta se encuentra un cerco rodeado de totems y enmedio la estatua de Saint Maurice...Nos bañamos junto a un perro pulgoso que nos acompañó por el camino.