12 March 2010

ARGENTINA: LOS CAFES DE BUENOS AIRES

Durante los cuatro días de estancia en la ciudad visitamos infinidad de cafés que creo merece la pena mencionar. He aquí un ligero resumen de Mi Diario de Viajes, pues en esta entrada sólo muestro algunos de los cafés que visitamos. Otros por falta de tiempo no tuve la ocasión de conocer... porque los cafés en Buenos Aires son como pequeños oasís que te refugian de la polución, el tránsito y el ritmo alocado  del centro de esta interesante ciudad donde podría perfectamente quedarme un tiempo para conocerla mucho mejor. En otra ocasión será porque seguro que volveré algún día... 

Fecha del viaje: Noviembre 2009
Extracto de Mi Diario de Viajes:

..."Hemos llegado con cuatro horas de retraso en el avión que volaba desde Bariloche y como es tarde nos vamos a cenar al Café-Libreria CLASICA MODERNA. Empezamos con La Picada de Umberto Ecco que


es una combinación de nueve pequeños platos para degustar: provolones rebozados, rabas, olivas rellenas de queso, empanadas de carne, pollo con miel, salchichas con tomate y ternera estilo milanesa. Todo ello regado con un buen vino tinto de Mendoza, un reserva que acompaña muy bien la velada. De postre helado con whisky. Todo buenísimo... Este es uno de los cafés restaurantes de moda"...


 ..."En el mismo barrio donde nos alojamos se encuentra  el cementerio de la Recoleta. Junto a este vemos la Iglesia del Pilar y anexo a ella paseamos por la feria artesanal de artistas que exponen sus obras los fines de semana.  Justo enfrente encontramos el  CAFE LA BIELA, con su gran terraza.  Para mi gusto tiene un ambiente un poco demodé pero seguro que en su época fue una gran institución allá por los años cincuenta"... 


..."Nos vamos de buena mañana a desayunar al mítico CAFE RICHMON en la Calle Florida. Pedimos unas medias lunas (croissants) con café. Aquí es donde J.Luis Borges tomaba su chocolate a diario. También nos paramos en el CAFE LONDON CITY, de estilo ingles, donde  Julio Cortázar escribió una de sus novelas. Al fondo se ve una foto expuesta del escritor..."

..."Recalamos en el CAFE PUERTO RICO cerca de Plaza de Mayo, donde también hay actuaciones de tango por la noche. Aquí se filmó la película española Las cosas del querer II. Nos tomamos unas cervezas con este calor apetece..."


..."Sin duda el más famoso de todos los cafés emblemáticos es el gran CAFE TORTONI, ubicado en el  Microcentro, que cumple 151 años de historia. En la actualidad hay que hacer cola pues se encuentra abarrotado de turistas debido a que lo nombran en todas las guías turísticas. El guarda de la puerta nos explica a grosso modo mientras esperamos la historia de este mítico café. Nos deja pasar enseguida a un precioso local con techos de vidrieras de colores, suntuosas lámparas... Es sin duda un lugar cálido donde abundan los detalles y recuerdos de la historia de este café. Hay varias salas, en una de ellas se encuentra una antigua barbería en forma de museo mostrando libros, manuscritos de autores literarios y fotografías de personajes famosos.  Otra de ellas es una sala teatro donde hay actuaciones de tango. Los camareros vestidos de pajarita van atendiendo como locos a los clientes, creo que se ha despersonalizado al haber tanto turista"... 



..."Al final del café se encuentra la sala que más me gusta, donde hay una amplia exposición en vitrinas de obras de Jorge Luis Borges con una foto suya en tamaño natural. Aquí nos quedamos pues nos encontramos mucho más tranquilos, fuera del bullicio. Me gusta imaginar cómo sería el ambiente en su época de esplendor... "



..."Nos costó llegar andando al CAFE LAS VIOLETAS ubicado en el barrio de Almagro pues atravesamos toda la calle Rivadavia, una zona humilde de trabajadores pero valió la pena encontrarlo. Sus columnas salomónicas y vidrieras modernistas me han impresionado. Ha sido restaurado hace poco"... 


..."Terminamos la tarde en el CAFE LOS ANGELITOS en el barrio de Congreso. Antiguamente se reunían artistas, poetas  e incluso criminales. Todo un clásico para tomar combinados de café con alcohol. Tomamos un Angelitos y un Pibe. Arriba, en un pequeño altillo, se escucha a un músico tocar tangos con su acordeón"...