20 February 2010

CHILE:NAVEGACION POR LOS FIORDOS Y PUERTO EDEN

Fecha del viaje: Octubre 2009
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Hoy es nuestro segundo día de navegación  con  la compañía Navimag que tiene salida única por semana desde Puerto Natales a Puerto Montt y viceversa. Nuestra ruta por los fiordos nos lleva por el Seno de Buena Esperanza, Canal White, Canal Sarmiento, Puerto Edén, Canal Messier, Angostura inglesa y Bajo Cotopaxi, Faro de San Pedro, Canal de Penas, Bahía Ana Pink, Canal Pulluche, Canales Perez Norte y Sur, Paso Brieva, Peñón Blanco, Navegación por Melinka, Golfo Concorvado, Golfo Ancud finalmente arribando a Puerto Montt.




Los paisajes son maravillosos y muy relajantes. Hemos tenido la gran suerte de ir en este carguero cuarenta pasajeros pues en temporada alta utilizan un barco mucho más grande con capacidad de hasta 200 personas.La tripulación es realmente agradable, se prestan a darte información, te dejan entrar en la sala de mandos, puedes ver cómo trabajan, el capitán de barco Marcelo nos cuenta historias y leyendas de los indígenas que habitaban estas bellas tierras vírgenes, pues sólo fueron tocadas por ellos...también nos explica historias de La fragata de Wager y su propia experiencia como marino en su dilatada trayectoria profesional.




Así que todos nos hemos empezado a conocer un poco. Varias nacionalidades viajan con nosotros: australianos, ingleses, americanos, algún alemán, francés... también españoles,chilenos y argentinos. Pero el que más me llama la atención es un señor mayor indigena, de la tribu kawesqar, Carlos, uno de los últimos remeros, pues ya solo quedan unos siete en esta zona y es el jefe representante de todos ellos. Todo el mundo le respeta, apenas le hablan pues es una persona muy tímida y es hombre de pocas palabras.



Esta mañana se encontraba el solo en la sala de desayuno tomando su mate mirando por la ventana...estaba lloviendo y se había levantando temprano al igual que yo...Me acerco a él con todos respetos y le doy los buenos dias preguntándole seguidamente si sabe cuando llegaremos a Puerto Edén, que es donde el vive. Me responde que hasta la una de la tarde  no llegaremos. (El ferry iba retrasado por los incidentes ocurridos en el dia anterior: uno de los trabajadores del barco fue herido dándose un golpe en el tórax con una máquina del barco y tuvieron que llevárselo de urgencia en helicóptero. A continuación tuvimos que esperar durante tres horas anclados en medio de los fiordos para que viniera el perito y dar parte de lo ocurrido...luego se decidió que teniamos que regresar y atracar a unos metros de Puerto Natales y finalmente acercaron una lancha desde el puerto con los inspectores. El tiempo corría y había que zarpar de nuevo antes de anochecer pero una vez  comprobado todo volvimos a iniciar la navegación).


Así que el buen hombre empezó a conversar conmigo y a hacerme preguntas: de donde era... como que venia de tan lejos... si tenía aqui parientes...Nadie de los que estaban allí le había dirigido la palabra...bien por falta de curiosidad, por respeto o indiferencia...Él vive en Puerto Edén, un pequeño islote de 237 habitantes. El gobierno chileno les facilitó casas a los indígenas para  que pudieran subsistir de la pesca y el marisco.

Ya avistamos a lo lejos Puerto Edén...Vemos las casas de madera construídas en forma de palafitos y pintadas en colores pasteles. Dan ganas de quedarse por aquí un par de días. Veo un pequeño supermercado, el colegio, tienen lo imprescindible para subsistir. Hasta hace unos cinco años no disponían de luz y por supuesto a dia de hoy no existen los móviles ni siquiera internet.



Un lugar bello Puerto Edén, ubicado en medio de la nada, porque Puerto Natales se encuentra a 1500 km y Puerto Montt a otros tantos, así que si alguna vez han de visitar al medico lo tienen crudo... el único medio de comunicación con Puerto Montt o Puerto Natales es la naviera en la que viajamos, que pasa por allí una vez por semana, así que si es algo grave, mejor morirse porque el gobierno evita disponer de  helicóptero para el traslado. Así de duro es, para los pobres no hay derecho a la vida... Un tripulante nos señala las casas donde viven los siete indígenas kawesqar.


Hay escuela para los niños hasta los trece años y a partir de esa edad deben marchar a Puerto Montt o Puerto Natales para continuar los estudios. Sus padres, como la mayor parte de los habitantes, viven de la pesca y de construir barcas con madera de ciprés que es muy resistente. Las madres se dedican a mariscar, coger mejillones que es el principal negocio. Pero lo curioso es que a dia de hoy, aun sigue existiendo el trueque. Si alguien necesita que le traigan algo de Puerto Montt o Puerto Natales por ejemplo madera o medicamentos ellos lo intercambian con marisco...

Se intenta bajar de los barcos lo menos posible al pueblo: es la única manera de preservar las costumbres y la tranquilidad. Nos cuentan que cuando algún barco desembarca todos los habitantes se recluyen en sus casas...sobre todo cuando es temporada alta.


Veo alejarse la barca donde viaja Carlos, el indígena con el que estuve conversando esta mañana... han venido a buscarlo al ferry para no tener que atracar en Puerto Edén... Ha sido verdaderamente un privilegio poder entablar unas palabras con el... sin duda ...

También ha sido un placer hablar con la australiana que parece ser un todo terreno y una mujer encantadora, pero me dice que más tarde se tomará la biodramina para no marearse...yo no lo pienso hacer a pesar de que esta noche será movidita, cruzaremos el Golfo de Penas, saldremos a mar abierto durante unas doce horas pues se preveen olas de hasta de tres y cuatro metros. Nos comenta un tripulante que este barco ha sido capaz de aguantar hasta ocho metros de oleaje.  El Golfo de Penas fue llamado así por los ingleses, porque no sabían que existía la letra" ñ". El nombre real era el Golfo de Peñascos, después de Peñas y finalmente como Golfo de Penas para la historia.

Nos portaremos bien, cenaremos poco, beberemos poco... y como niños buenos ... a dormir o intentarlo.... ¡a ver como nos levantamos mañana!...