30 December 2010

LUXEMBURGO: NAVIDADES BLANCAS EN EL GRAN DUCADO

Fecha del viaje: Diciembre 2010
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Solicitamos al Consulado de Luxemburgo información turística porque nos apetecía visitar por estas fechas Luxemburgo. A los pocos días nos enviaron un sobre con infinidad folletos, además de  información del gobierno actual de este pequeño ducado, con los C.V.de cada ministro y sus datos personales. Y es que Luxemburgo, a pesar de ser tan pequeñito, es un gran país, de los mejores organizados en el mundo y con un alto nivel de vida. Conocido mayormente por encontrarse aquí el Parlamento Europeo, había algo mucho más interesante por descubrir para nosotros. Desde Barcelona tomamos un vuelo de Luxair y nos trasladamos en dos horas a su capital.


La capital de Luxemburgo fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1994, pues esconde una joya en su casco histórico: los barrios antiguos y fortificaciones de una ciudad medieval preciosa. Ésta fue fundada por Sigfrido en el año 963, Conde de las Ardenas y del Valle de Mosela.
  
Para más información sobre historia del país:


Eso si, la ciudad se encontraba envuelta en un manto blanco dadas las bajas temperaturas en esta época que la hacen terriblemente romántica pero también algo peligrosa al encontrarse el suelo rebozado en nieve, pues más de un traspiés estuvo a punto de ver los adoquines de cerca.




La misma noche que llegamos salimos a dar un paseo para ver las calles iluminadas y decoradas con motivos navideños. Fuimos al Marché de Noël, situado en la Place d'Armes, pues éste ya lo preparan desde finales de noviembre y se encontraba muy animado. Hay pequeñas tiendas de belenes y otros objetos de regalos, abetos, puestos de vino caliente, productos típicos de dulces como gofres, comida rápida, música y estufas alrededor al aire libre, que invita a la gente a permanecer charlando. También en estos días hacen conciertos en la misma plaza y desfile del Christmas Parade que sale de la Rue d’ Strasburg finalizando en la Estación de Ferrocarril Central.
  


Nos fuimos a cenar y cuando salimos del restaurante, a eso de las 22hrs, la temperatura cambió a varios grados bajo cero… y nos fuimos directamente al hotel del frío que hacía. ¡Y eso que íbamos preparados, jajaja!


Luxemburgo se compone de varias zonas, pero la parte antigua se divide entre el Grund, que se encuentra en la falda del valle y el Centre, en la parte alta de la ciudad.


Al día siguiente, empezamos como punto de partida el itinerario recomendado por la Oficina de Turismo: desde Place Guillaume pasamos al Ayuntamiento, La Estatua Ecuestre de Guillame, Gran Palacio Ducal, Cámara de los Diputados, Place des Armes, Monumento a los poetas Dicks y Lentz, Place de la Constitution, Las Casamatas de Pétrousse (son galerías subterráneas, pero en invierno permanecen cerradas), Antiguo Colegio de los Jesuitas, La Notre Dame, Iglesia de la Congregación, Place Clairefontaine…



Sobre todo hay que detenerse en La Corniche y desde aquí contemplar el bello panorama de la ciudad, (llamado también El Balcón de Europa) las Casamatas del Bock (son galerías subterráneas pero en invierno permanecen cerradas por el hielo) y la cripta  arqueológica.  Este dia tuvimos suerte y el sol aparecíó, por la noche volvió a nevar.



Continuamos con el monumento a Goethe, Iglesia St.Michel, Marché-aux-Poissons, Museo Nacional de Historia y Arte, la Capilla de San Quirino, el Valle de Pétrousse, Puente Adolphe, Casino Luxemburg… y en la parte nueva la Place de Metz, Place de París (peatonal) y la Estación de Ferrocarril Central.

Por la noche disfrutamos en El Grund, la zona más coqueta y bohemia de la ciudad,.de una buena cena tranquila y unas cervezas en un pub.