13 January 2013

VENEZUELA: EL DELTA DEL ORINOCO


Fecha del viaje: Octubre 2012
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Después de descansar unas horas en "La casa del Lobo" y desayunar con el Sr.Wolf y familia en una panaderia típica, partimos hacia el embarcadero de Puerto Ordaz. El Sr.Wolf es de origen alemán y en su  época fue un gran viajero.Una de sus hazañas fue cruzar el Amazonas durante meses en una pequeña lancha donde convivió con las tribus indígenas. Lleva más de veinte años en Venezuela.Se despide de nosotros deseándonos buen viaje y sus dos preciosas hijas nos dicen adios agitando las manitas. Emprendemos pues una nueva aventura: esta vez por el  Delta del Orinoco. 


Navegamos por el delta, es impresionante ver lo majestuoso y enorme que es pues abarca una extensión de 40.000km, parecido al tamaño de Bélgica, son cientos y cientos de kilómetros de agua, jungla y manglar divididos en 375 ríos.




Tras dos horas de navegación nos alojamos en el “Orinoco Queen”, el campamento del Sr.Wolf, que se encuentra en medio del delta. Nos dan la bienvenida los trabajadores y nos ayudan con nuestro equipaje. Son indios waraos, la tribu de indígenas que vive en el delta. “Warao” significa “hombre con curiara”. La curiara es la barca que fabrican con el tronco de un árbol ahuecado.    



  
Las cabañas están construidas justo encima del agua, en forma de palafitos. Es un lugar precioso y salvaje para disfrutar de estos tres proximos dias. Dejamos nuestras mochilas e inspeccionamos el lugar…y nos sirven el almuerzo, comida sencilla pero suficiente.  



Nuestra primera excursión por los caños del delta nos muestra la riqueza en flora y fauna. Luis, nuestro guia,  nos ayuda a localizar los monos aulladores y monos capuchinos entre los árboles, también observamos a los tucanes que emiten un sonido muy característico. Las aves que podemos ver son los zamuros, una especie de buitre, el abujene, un pájaro precioso de color amarillo y negro que imita los sonidos de los pájaros, también vemos culebras, garzas, guacharacas que son una especie de gallina de agua... Nos acercamos a uno de sus nidos y nos observan expectantes defendiendo a sus crias lanzándonos sonidos amenazadores. Nos alejamos para no seguir molestando.




Luis nos enseña el árbol jabón, frota unas hojas húmedas entre si y sale espuma. Nos enseña la flor de coco de agua abriendo la vaina dándole un ligero golpe y como por arte de magia aparece la flor en forma de hilos rojo y amarillo. 



Visitamos una comunidad “warao”.Su forma de vida es muy precaria. Los niños se encuentran jugando dentro de una curiara y las madres están echadas en las hamacas. Uno de los bebes se encuentra llorando, esta enfermo con la barriga hinchada y se le ve desnutrido. Le pregunto a la madre a través de nuestro guía si ha ido al medico con el. Y nos dice que el medico está muy lejos y que lo único que tiene es fiebre.



El moriche es la palmera local y sus troncos sirven para construir las casas.De sus hojas se fabrican fibras para hacer cestos y hamacas. Aqui viven bajo un techo de palmera y un fogón para cocinar a orillas del rio. Hay una zona común de hamacas para descansar. Al otro lado hay troncos de madera para construir curiaras. Dos de las mujeres nos enseñan la artesania, compro un par de pulseras y un collar de semillas. Siempre me gusta comprar algo de artesania indígena.



Volvemos a nuestro campamento satisfechos de todo lo que hemos visto y aprendido. Nos han preparado una deliciosa cena. Al acostarnos nos impresiona oír el murmullo de los monos aulladores que van y vienen como si fuera un viento huracanado. La magia de la naturaleza…