19 December 2009

ARGENTINA: PUNTA TOMBO, LA PINGÜINERA MAS GRANDE DEL MUNDO

Después de un periplo de dos meses por Patagonia argentina y chilena y visitar por primera vez el Pacífico Sur en Nueva Caledonia y Vanuatu, pasando por Tokio, finalizado la ultima semana en Holanda para ver familiares y amigos... me encuentro de nuevo en Barcelona donde comienzo a poner orden a mi vida cotidiana, por lo que me ilusiona enormemente conectar de nuevo con todos vosotros. Seguramente tendréis muchísimos relatos y reseñas escritas que aún no he podido leer en estos días. Así que ya me pongo las pilas también para poder leeros en cuanto pueda. Agradezco los comentarios...y por preocuparos... sois un encanto de verdad. Arranco con mi nuevo post, espero que os guste.

Fecha del viaje: Octubre 2009
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Pasamos por la Estancia La Perla, una parcela privada atravesada por una carretera de pista. Hace unos cien años vinieron a vivir una familia italiana; junto a la estancia se encuentra el cementerio de dicha familia. Cercana a la finca vemos guanacos y ovejas.

Ya faltan veintidós kilómetros para llegar a Punta Tombo donde se encuentra el Pingüino de Magallanes. Actualmente esta especie se encuentra en peligro de extinción debido a que cada año mueren miles de ejemplares por los vertidos de petróleo y por el cambio climático que los hace desplazarse a más de mil millas al norte de sus lugares de anidación, en Patagonia. A pesar de todo ello, en Punta Tombo se ubica la pingüinera más grande del mundo: unos 500000 pingüinos la habitan.


Septiembre es el período de incubación y tanto el macho como la hembra se turnan para incubar ¡eso si que es ser padres, al fifty-fifty! Incluso apenas bajan a la playa para comer pues permanecen en el nido, sólo salen a defecar alejándose unos centímetros y caminando hacia atrás mirando hacia el nido. Si el color del excremento es blanco significa que hace pocos días que llevan incubando, si es de color amarillo es que llevan más de 15 días sin apenas comer e incubando constantemente los huevos.



Los nidos los hacen junto a los matorrales para evitar el punto de mira de las gaviotas. El pingüino de Magallanes también es conocido como pingüino asno por los sonidos que emite semejantes al rebuzno.



En el mes Octubre/Noviembre es el período de nacimiento de las crías y también la época más peligrosa para ellos pues amenazan depredadores como los armadillos y gaviotas blancas o pardas. Parece que este año se ha retrasado el invierno en Patagonia y siguen incubando durante estos días.


En el mes de Febrero las crías ya han crecido y se van a la playa. Así que este es el mes donde pueden encontrarse en la reserva 1.000.000 de pingüinos. Un curioso dato que me llama la atención y que desconocía es que no poseen piel, sino siete capas de plumas y entre ellas generan grasa para preservarse de las bajas temperaturas.


Ha sido una delicia poder contemplarlos de cerca. Por un camino de pasarelas de unos tres kilómetros nos recorremos la Reserva de Punta Tombo. Los vemos en sus madrigueras y en la playa, correteando de esa manera cómica que sólo sabe hacer un pingüino ladeando su cuerpo de izquierda a derecha y con sus alas abiertas.

Si te acercas demasiado a ellos vienen a curiosear e incluso te muestran su pico mordiéndote el goretex, así que mejor no molestarles...

7 October 2009

FRANCIA:TRAS LOS PASOS DE AMELIE POULAIN EN PARIS....

Fecha del viaje: Septiembre 2009
Extracto de Mi Diario de Viajes:

No, no  os voy a comentar cómo es París porque la mayoria ya conoce esta preciosa ciudad...pero para mí ha sido un lujo volver a visitarla. Es una ciudad con mucha personalidad, única, romántica,(siempre nos quedará París), exótica y abierta al mundo por su  mezcla de culturas, un ingrediente importante a tener en cuenta , al menos culturalmente hablando...

¿Cuantas veces hemos vivido París a través de su música, de su literatura... pero...y de su cine?.

Así que en mi última visita fui a buscar los escenarios de una película que a mi me emociona cada vez que la veo, por su originalidad, su desbordante sentido del humor, su magnífica interpretación y su gran sensibilidad.

Os dejo una pequeña muestra de fotos del café  "Les deux Moulins" que es  el bar donde se rodaron escenas importantes  de la película "Amélie", un personaje inolvidable, por cierto, la  de la chica empeñada en ser feliz y en hacer felices a los demás interpretada magistralmente por Audrey Tatou.



 "Les deux Moulins" es un  sencillo bar cafetería donde se puede tomar un desayuno de "cine"por solo 6 euros: un cafe con leche (bien hecho ehhh), baguette, mermelada, mantequilla,croissant y un zumo recién exprimido, que no está mal por ser París...



El café se encuentra en la subida hacia el Sacré Coeur y guarda toda la esencia  "Amélie" con objetos que aparecen  en la película...como el enanito que viajaba por todo el mundo y le mandaba fotos al padre de Amélie.


Pero..¿ también os acordais del Carroussel cuando ella telefonea a su desconocido amado desde una cabina? Por cierto, la cabina no existe, la pusieron expreso para la película...



¿Y el canal Saint Martin donde Amélie lanzaba al agua las piedras que recogia y se guardaba previamente en su bolsillo?



------------------------------------------------------------------------------------------------------------
P.D.Un abrazo desde aquí a Juan y Sébas, que viajaron con nosotros. 

21 September 2009

CHINA: PINGYAO, EL ENCANTO DE UNA CIUDAD AMURALLADA

Fecha del viaje: Octubre 2007
Extracto de mi diario de viajes:

Después de unas pocas horas  en autobús, que más bien parecía una tartana, aterrizamos en Pingyao. Llegamos por la noche y cogimos un pedicab para llegar al alojamiento pues entre las intricadas calles pero de noche no nos aclarábamos.




Finalmente llegamos al Tian Yuan Kui Folk Guesthouse. Dicho hotel data del año 1791 y se encuentra ubicado en la calle principal. Nos ofrecen habitación con cama estilo Kang de3m x 2m de ancho, así que esta mañana nos hemos levantado como nuevos.



Pingyao data del año 1300, su centro histórico se encuentra amurallado en un radio de seis kilómetros. En estos dos dias recorreremos las murallas y los tesoros que en Pingyao se encierran. Compramos las entradas que en un billete único te da la posibilidad de visitar más de 19 lugares durante tres días entre mansiones, templos y otros edificios importantes como oficinas de comercio y bancos.


En el periodo de la dinastía Ming, Pingyao fue una célebre ciudad de mercaderes y un centro importante de comercio que se extendió desde el sur de China hasta Mongolia. Hoy en dia, la pequeña ciudad sólo consta de 40.000 habitantes, inclyendo los habitantes de fuera de la muralla. La ciudad tiene el encanto de un pueblo.

Pasear por las murallas es una delicia pues apenas hay gente. Nos llama la atención los pavimientos construídos en ladrillo con insignias en ideogramas. Sus murallas miden unos diez metros de alto y te permiten ver toda la ciudad que está construída con pequeñas casas de madera con tejados acabados e punta y sus calles se adornan de farolillos rojos. En todo el perímetro hay 72 torres de vigilancia y 4 entradas principales a la ciudad ubicados en los cuatro puntos cardinales.


Nos atiborramos de ver tanta filigrana, dibujos, jardines interiores, templos, antiguedades, patios decorados...


Pero el encanto reside en sus habitantes. La gente te saluda al pasar,  los adultos viven la calle jugando a  cartas, los niños se recrean en los patios de sus casas, la gente mayor se sienta a tomar el sol o simplemente ven pasar la vida, pasean en bicicleta, otros comen en cualquier lugar al aire libre... Te ayudan cuando te ven indeciso, incluso se paran para dejarse fotografiar, así que con este panorama nos sentimos inmersos en su plácida vida cotidiana.


Nos paramos a hablar con la gente, estas se ríen cuando ven que intentas hablar algo en su idioma, les contamos los  números del 1 al 10 jugando y haciendo las señales que ellos utilizan con la mano, pues  por otra parte es una forma muy práctica para comprar en los mercados.


Pingyao merece mucho la pena, es uno de los pocos lugares donde aún mantiene la esencia de la vida rural, muy al contrario de lo que ha ocurrido en el resto de China, convertida en un capitalismo frenético.

6 September 2009

IRAN: LAS CASAS TRADICIONALES DE KASHAN

Fecha del viaje: Octubre 2008
Extracto de Mi Diario de Viajes:


Nos dirigimos bien temprano a la Estación Sur de autobuses para conocer Kashan, una pequeña ciudad situada a unos 935m de altura y a una corta distancia de Teherán. En el autobús nos reparten galletas,zumo de manzana y un vasito para beber agua fresca. En tres horas llegamos. Cogemos un taxi hasta el alojamiento deseado pero el taxita apenas conoce el lugar así que le indicamos el camino con ayuda de nuestra guía Lonely Planet.

Lo deslumbrante de Kashan son sus casas tradicionales del siglo XVIII-XIX que han sido restauradas minuciosamente y que por un precio ínfimo se pueden visitar.


La primera casa que visitamos es Kahn-e Ameriah, de 9000m2 es la más antigua y la más grande de todas, verla nos impresiona pero quizás es la más impersonal. Amerih era el gobernador de Kashan y se hizo rico suministrando al Sha de Persia material de guerra y asegurando la ruta de comercio entre Teherán y Kerman. La casa tiene entre muchas de sus salas, dos hammams, una de ellas construída para mujeres embarazadas, y un naghib, donde se encontraba un tunel secreto.


La segunda casa, llamada Khan-eTabatebei, de 4730m2 fue construída en 1880 por un acaudalado mercader Seyyed Ja'far Tabatabei, dispone de unas 40 habitaciones y más de 200 puertas, contiene bellos relieves y estucados con piedras y espejos de cristal trabajados. La casa consistía en tres secciones: la andaruni (área interna) donde vivían los miembros de la familia, el biruni (área externa) utilizada para entretener a los invitados y el khadameh (habitaciones de los sirvientes). Hay además cuatro jardines y una fuente que a la caída del sol hace que se refleje la casa en el agua.









La tercera que visitamos, Khan-e Borujedi, es mucho más pequeña pero no exenta de belleza. Cuenta la leyenda que el dueño de esta casa conocido como el mercante Borujedi, conoció a Ameriah (el dueño de la primera casa visitada) para pedir la mano de su hija pero Ameriah puso la condición de que ella pudiera vivir a su antojo en una casa tan bella como la suya (qué detalle). Borujedi tardó 18 años en construirla.


El iwan (la entrada) está incorporado un bello estuco a modo de estalactitas. Destacan las cúpulas conteniendo frescos que fueron pintados en aquella época por el famoso artista Kamal ol-Molk. A dia de hoy los frescos siguen restaurándose. En el jardín central hay la fuente (que no falta en todas las casas) y sus muros están decorados con filigranas. La casa se dividia originalmente en el andaruni y biruni, pero sólo este último está abierto al público.


Khan-e Abbasian, la cuarta casa, es un complejo de seis edificios a varios niveles. Los numerosos jardines fueron construidos para dar sensación de espacio, culminándose en un gran jardín en la parte superior. Los pórticos y la entrada están decorados de forma extravante con relieves, trabajos de espejos con cristales y piedras incrustadas y bellas ventanas de colores.


Mas tarde nos vamos a visitar el Hammam-e Sultan Mir Ahmad. El señor de la entrada nos pregunta si nos apetece tomar un te, (en todo Irán desde el régimen de Jomeini hasta la fecha los hammam públicos ya no se utilizan como tal, sino son piezas de museo donde se puede entrar para visitarlos y tomar un te). Así que completamente solos nos adentramos en la sala principal del hammam sentados sobre alfombras donde nos ofrecen ese te tan exquisito que saben preparar tan bien los iraníes, oímos música de fondo y tan sólo hay un hombre rezando en una esquina.


Ya es por la tarde y empiezan a abrir las tiendas del Bazar, así que deambulamos perdiéndonos entre olores, coloridos y nuevas sensaciones... Dentro del mismo cenamos unos kebabs con arroz, deliciosos y por solo 4 euros los dos.


Donde nos alojamos es en una pequeña casa tradicional convertida recientemente en hotel y que acaba de ser reformada hace poco. No teníamos reserva pero nos facilitan una habitación sin baño que se ubica en el exterior así que cada vez que tenga que utilizarlo tendré que volver a vestirme con pañuelo aunque después de dos días en Irán ya me voy acostumbrando a llevarlo.


La habitación tiene tres estancias, una pequeña sala de entrada para sentarse en alfombras, una segunda que hace de habitación con colchonetas y mantas y una tercera que se traspasa un pequeño túnel anexo que nos lleva a otra habitación más amplia. En la puerta de entrada no hay cerrojos, así que utilizamos nuestras mochilas para bloquearla. El techo es de roca auténtica, nos sentimos como en la cueva de Alí Babá... 

Doy las gracias a Eduard Balsebre por tener la gentileza de incluirme en su estupenda página web de La ruta de la Seda en el apartado sobre Iran: http://www.larutadelaseda.cat/lloc/?tag=merche-gallart

31 August 2009

IRAN: MAYMAND Y LOS TROGLODITAS

Fecha del viaje: Octubre 2008
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Desayunamos sobre las siete y media en el Akhavan Hotel. A las ocho en punto ya se encontraba nuestro guía Iraj en la recepción del hotel para salir hacia Meymand. Son 200 kilómetros los que recorreremos, a unas tres horas de Kerman.


Con el coche pasamos por campos de pistachos cerca de la ciudad de Raftafan, lugar donde nació uno de los últimos presidentes del país, Akbar Hashemi Rafsanjani. Irán es uno de los mayores productores de pistacho en el mundo y el primer exportador. También vemos varias fábricas con minas de oro y cobre.

Antes de llegar a Meymand hemos realizado una pequeña parada para hacer un pequeño picnic, algo muy frecuente en los iranís cuando viajan, que llevan cargados en el maletero del coche el termo con te, pastas caseras y el nargileh, la pipa de agua para hacer un alto en el camino. Iraj extiende la manta en el suelo y nos invita a te y pastas. Yo llevaba mis pastelillos de dátiles que compré ayer en el Bazar. También Iraj saca bocadillos que ha preparado su mujer pero como ya hemos desayunado los dejaremos para la tarde, a la vuelta. Si a los españoles les gusta comer, los iranís no se quedan atrás...



Nada más llegar, apreciamos el paisaje que a pesar de abrupto no deja de ser sorprendente. La población de Meymand se encuentra a unos 2300 mts de altitud a 100 km adentrado en el desierto. Posee unas 406 casas-cuevas con 2560 habitaciones en total. En el invierno puede llegar a haber unas 30 familias de 5 o 6 miembros cada una así que en total hay unos 200 habitantes en todo el pueblo. Pero en el verano, con el sofocante calor la mayoria de familias bajan las montañas para dar pasto a las ovejas. Algunas familias también utilizan estas casas como segundas residencias pero otras, sobre todo gente mayor vive en el pueblo durante todo el año. La gente joven ha marchado a las ciudades a vivir. Es posible que en unos cincuenta años o quizás antes este pueblo quede deshabitado. En las entradas de algunas de las casas cuelgan una especie de amuleto para prevenir los malos augurios. 



Primero entramos en la mezquita que separa con una manta la zona de hombres y por detrás queda un espacio reducido (cómo no) para las mujeres.También hay unos antiguos baños públicos, un pequeño restaurante tipico de los picapiedra y un museo local donde podemos apreciar los utensilos rudimentarios de labranza, confección de alfombras y cestos que son elaborados con ramas de árboles.



Algunas de las casas-cueva permanecen cerradas y otras muchas han quedado en abandono. Pero lo más interesante estaba por llegar. Pedimos permiso para entrar en algunas de las pocas casas que hay habitadas y que de esta forma pudimos compartir durante unos momentos la forma de vida de estos curiosos habitantes en las cuevas. 


Una de las familias nos acogen y nos preparan te, nos ofrecen pasas y nos parten nueces. Nos encontramos en la estancia principal donde se encuentra el padre, la madre y un hijo y nieto. A continuación se acercan las hijas mayores con otro de los maridos y nos miran como auténticos bichos raros pero poco a poco van entrando en conversación avasallandonos con preguntas que si cuantos años tenemos, cuanto ganamos, cuantos hijos... se echan las manos a la cabeza con nuestras contestaciones... no comprenden el dinero que ganamos, el porque no tenemos hijos pero yo si entiendo sus formas de reaccionar, es normal, venimos de "otro mundo".


Se acerca una chica joven con su bebé, me lo deja coger, es una monada, toda su carita es preciosa. Nos permiten hacer fotos de todos los rincones de la casa, la cocina, el almacén, es una cueva auténtica , eso si, con las alfombras sobre el suelo de piedra, eso que no falte.



La madre, nos saca mientras tanto en una gran palangana de aluminio un gran estómago de oveja donde han curado la carne de forma "tradicional", nos explican que entre seis meses y un año lo secan, nos enseñan el original que es enorme pues sólo lleva cinco días de proceso y otro ya seco que es una décima parte de lo que era, es decir, ya curado. . . nos dejan probarlo, es una carne seca parecida al chicharrón bastante salada... Iraj alucina y hace mil fotos, es la primera vez que lo ve al igual que nosotros. Compra la pieza pequeña para llevarsela a casa. Me gustará ver la cara que pondrá su mujer cuando le traiga el cordero disecado ...jajah!


Nos despedimos de la familia y seguimos subiendo por las laderas donde nos encontramos un viejete que se encuentra a la sombra y vende especias. Le compro una bolsita de especias para la sopa, según Iraj es muy buena como condimento.



Mas hacia arriba se encuentra una pareja de novegenarios, se encuentran en pobres condiciones y enfermos, el marido es ciego pero nos recita de memoria con gran vitalidad y armonia bellos poemas de Ferdosi. És un auténtico rapsoda. Tiene una memoria de elefante e Iraj nos traduce el significado de ellos. Le damos algo de dinero por su amabilidad y porque realmente lo necesitan. Lo agradecen enormemente. Les damos las gracias y seguimos nuestro camino.


Otra mujer me saluda y me coge de la mano para que entre en su casa. Aprovecha esta intimidad para llevarme a su puerta y enseñarme su casa. Curiosamente va vestida con colores claros de blanco y gris, con fada azul cielo. Realmente se vive aquí como un auténtico troglodita.



Ya son mas de las cuatro de la tarde y tenemos que volver hacia Kermán. Nos llevamos un grato recuerdo de este pueblo perdido y desconectado del mundo como tantos otros...

24 August 2009

COLOMBIA: CRUZANDO EL RIO MAGDALENA HASTA SANTA CRUZ DE MOMPOX

Fecha del viaje: Noviembre 2003
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Son ocho horas de trayecto para llegar a Santa Cruz de Mompox desde Cartagena de Indias. Cogemos un taxi para la estación de autobuses, desde aquí seguimos un trayecto que nos llevará hasta el embarcadero. Esperamos una hora más para que autobuses y camiones de mercancías se coloquen en el ferry. Este es el único medio que sirve para llegar a Mompox pues hay que cruzar el río Magdalena.


Vamos acompañados con un regimiento de soldados que se encuentran haciendo el servicio militar y van todos con sus fusiles y vestidos con el típico traje de camuflaje. Son muy guapos todos y acceden a hacerse una foto conmigo.



Nada mas llegar a Santa Cruz , nos damos cuenta que por la calle principal hay un pequeño desfile de carnaval de niños. En esta época todo el caribe celebra el Carnaval en Colombia. Niñitas de hasta dos años van en pequeñas carrozas todos disfrazados y maquillados como como mujeres adultas. Los niños también están presentes en el desfile pues desde bien chiquitos les aficionan a estas fiestas.


Nos alojamos en el Hostal de Doña Manuela, una gran casa colonial de diversos patios con hamacas, mecedoras de madera y con una pequeña piscina. Mompox es Patrimonio de la Humanidad desde hace unos pocos años. El lugar aun no está demasiado explotado por el turismo.


Nuestro guía se llama Rony, un joven que conocimos paseando por la calle y nos ofreció sus servicios.Desde hace cuatro años ejerce su profesión en la misma ciudad. Subimos a los campanarios para así poder apreciar desde lo alto la panorámica de la ciudad y la magnitud del río Magdalena.


Visitamos las iglesias y la Universidad. Es sábado pero dan clases asi que entramos en una de ellas donde están realizando una pausa. Nos presentamos al profesor. En la clase se forma un revuelo. Son gente joven y curiosa. Mientras hago fotos, Francisco conversa con los alumnos. Alguno de llos nos dicen medio en broma, medio en serio que les llevemos a España.



Visitamos las casas señoriales. Muchas de ellas se encuentran en buen estado, algunas de ellas en ruinas. Nos permiten entrar en las casas y sus habitantes se presentan sin más orgullosos de enseñar sus casas. La mayor parte de la familia hace vida en el patio principal, ya sea cosiendo, leyendo o conversando en las hamacas y mecedoras. Las habitaciones rodean los patios centrales y estos se encuentran repletos de árboles y plantas. Los niños nos sonrien y saludan, juegan entre ellos y nos gastan bromas, se dejan hacer fotos fácilmente acompañados de sus amigos del colegio, da la sensación que se encuentran felices.




Rony nos lleva a la casa de Nelson Piñeiro, un viejete que participó en la película dirigida por Francesco Rossi “Crónica de una muerte anunciada”basada en la novela de Gabriel García Marquez y protagonizada por Ornella Mutti y Anthony Delon.La historia transcurre gran parte en Mompox. El actor colombiano nos enseña la foto del rodaje todo orgulloso, cuando lo vistieron para hacer de obispo. Pero pronto es solicitado por un pequeño grupo de estudiantes para hacerse la foto junto a él.


Finalmente nos acercamos a un hospicio restaurado para albergar los viejecitos más pobres que no tienen recursos. Se encuentra ubicado en una gran casa colonial.Por respeto prefiero no hacer fotos. Nos enseñan la cocina y la comida que hacen para ellos, nos hacen pasar a las habitaciones. Los viejitos se nos acercan, están en el gran patio rodeados de árboles frutales. Una de las señoras me coge de la mano y no me suelta. Un ciego nos lee el futuro. Otro nos explica sus problemas, incluso una mujer nos pide dinero. También hay una española que nos da besos y abrazos como si fuéramos familia suya. Es de Denia, Alicante y lleva muchos años en Colombia. La verdad es que impresiona. Tienen médico y están limpios y bien atendidos.


Por la tarde nos encontramos un local con la música a tope. Nos acercamos y está casi vacío. Dentro se encuentra una señora con sus dos hijas y una nieta. Nos explican su vida invitándonos a tomar algo. Nos ofrecen cerveza y charlamos con las hijas. Las chicas son dos bellezas colombianas. La joven mamá mientras de de comer a su hija nos dice que si nosotros no tenemos hijos que nos la ofrece para que nos la llevemos a España... nos había explicado una de tantas historias que te explican en Colombia así que no nos extrañó que se sintiera agobiada... Quería olvidar su pasado,marcharse a otro lugar sin su hija y empezar una nueva vida...pero ¡yo sabía que lo estaba diciendo en serio!