27 January 2011

SUDAFRICA:EL BARRIO DE SOWETO EN JOHANESBURGO

Fecha del viaje: Octubre 2010
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Nada más poner los pies en tierra sudafricana, recoger las mochilas y cambiar unos cuantos euros en rans, la moneda local, nos presentamos al guía que puntualmente nos estaba esperando con un cartel indicando nuestros nombres.



Lloyd’s Buto es un gentil guía del township de Soweto, y amablemente nos explica la importancia de uno de los barrios más grandes de Johanesburgo, donde viven mas de millón y medio de sudafricanos de raza negra y donde la historia fue testigo de acontecimientos ocurridos por el apartheid. Pero como buen aficionado al fútbol nos pasea primero por el estadio de fútbol donde se celebró el final del mundial 2010 (y creo que no hace falta decir quienes fueron los ganadores). El estadio se encuentra en el Soccer City, a unos cuantos kilómetros del township.


Nos acercamos al edificio del hospital Hani Baragwanath, donde trabajan unas 700 personas y existen unas 3000 camas. Es éste el hospital más grande de toda Sudáfrica y también el lugar donde los pacientes en estado terminal vienen aquí a finalizar sus días, sobre todo los enfermos de sida. En Sudáfrica hay casi seis millones de afectados por esta enfermedad, por lo tanto esta cifra convierte al país en el primero del mundo por infectados por el virus del sida.



En Soweto existen tres tipos de viviendas, para los más pobres existen casas tipo chabolas construidas con hojalata. Nos dejan entrar en una de ellas conducidos por uno de sus habitantes. La pobreza que se respira es extrema pero nos dejan visionar una de las casas donde la familia se encuentra reunida en una habitación común. Nos enseña una joven la cocina y un dormitorio donde se encuentra también un lindo bebé. Hay viviendas con una  sola habitación común donde las familias pagan un precio mínimo y que son cedidas por el gobierno, también hay chalets de propiedad para familias con mayor poder adquisitivo.



Nos acercamos a la Freedom Square, un lugar histórico donde se reunian las organizaciones anti-apartheid. A la plaza se le dio el nombre en honor a Walter Sisulu, el líder de la ANC (African National Congress). Dentro de la misma plaza se encuentra una especie de torre cónica con las diez leyes formadas a modo de mandamientos con la bandera de Sudáfrica. Siempre hay una llama encendida. Adentrarse en el es como un lugar sagrado.

Nos dirigimos a la Regina Mundi Church que es el emblema de los habitantes de Soweto. Como es domingo, la iglesia se encuentra a rebosar y están dando misa, incluso cantan gospel. Miramos a través de los cristales para no molestar. Hay cavidad para 2000 personas. Después de la misa, cada familia se dirige a casa de las madres y celebran un gran festín de comida en reunión familiar.
  

Desgraciadamente aquí también se vivió uno de los dramas que marcó un antes y un después cuando tuvo lugar la manifestación de cientos de estudiantes adolescentes y que desfilaron ese fatídico 16 de Junio del 1976. Se manifestaban pacíficamente porque el gobierno del apartheid quería imponer en las escuelas el idioma africaans (el idioma de los boers) como medio de instrucción en las escuelas del township. La policía no dudó en tirotear tras la puerta de la iglesia a la mayoria de estudiantes.Ese día fallecieron más de 500 alumnos y otros mil fueron heridos. Aquel día miles de personas fueron detenidas. 


El primer niño al que mataron fue un estudiante de doce años y se llamaba Hector Pieterson. La esencia del apartheid se concentró ese mismo día en la escuela de Hector Pieterson, hoy convertida en museo donde paso a paso podemos ver con documentales el horror y la desgracia de aquel día.


La foto del profesional Sam Mizima dio la vuelta al mundo. El estudiante Mbuyisa Makhubu, se convirtió en un icono de la opresión de Soweto, es el que lleva en brazos a Héctor pidiendo clemencia a la policía. La niña que hay a su lado es su hermana. Mybuyisa desapareció inmediatamente y sólo algunos comentan que huyó y fue visto por Lesoto. La familia no sabe de su paradero. Pero el ya no volverá a Sudáfrica…
  


20 January 2011

MARRUECOS:BAJO EL CIELO PROTECTOR DE TANGER

Fecha del viaje: Diciembre 2010
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Para Fin de Año decidimos pasar unos días en Tánger con unos amigos Es ésta una controvertida ciudad, agazapada todavía en el tiempo y a la vez moderna. A día de hoy aún conserva un encanto especial por ser cuna de escritores y artistas que pasaron y vivieron en ella.


Nos alojamos dos noches en el Riad Tanja  http://www.riadtanja.com/ un pequeño alojamiento con tan sólo siete habitaciones cómodas, ubicado justo al lado de la Medina.



Después de despedir el 2010 con un grupo de músicos, al día siguiente nos fuimos a recorrer la Medina, una de las más grandes del país y que nos llamó la atención por sus calles estrechas pintadas de colores e infinitos recovecos por lo que es fácilmente perderse, pero gracias a la amabilidad de la gente que en muchos casos se dirigían incluso en español, nos ayudaban a salir del “atasco”.


Había casas típicas con sus jardines y miradores con algunas vistas al mar desde donde se veía el Estrecho de Gibraltar y Tarifa.



En el Zoco Grande encontramos puestos de vegetales, carne, incluso cabezas de camello, mercado de pescado y diversas mezquitas como la Gran Mezquita o la de Sidi Bu Abid.



En la calle principal de la parte nueva, en el Boulevard Pasteur, tocando al paseo marítimo, se encontraban diversas agencias de viaje donde vendían los trayectos en ferry hacia España.


Pasamos por la Iglesia de Saint Andrew donde se ubicaba un pequeño cementerio entre los que yacía  algún personaje famoso. Pregunté al cuidador que vivía allí si se encontraba la tumba de Paul Bowles pero comentó que su familia decidió incinerarlo y finalmente tiraron sus cenizas al mar, tal como él deseaba.



Visitamos el interesante Café Haza construido de forma escalonada mirando a la costa, y el Café Colón, así como el mítico Hotel Minzah donde se alojaron  personajes famosos como Rita Hayworth , Churchill...etc.


A unos cuantos metros del Café Haza se encontraba una necrópolis púnico romana.


El Café Colón y El Hotel Minzah aparecen en la película de Bertolucci “El cielo protector”, basada en la novela de Paul Bowles, incluso él mismo áparece en ella sentado en el Café Colón como narrador de la historia.

El controvertido escritor vivió en esta ciudad durante décadas y dedicó gran parte de su vida a viajar por Marruecos y estudiar su folklore, además de traducir a autores marroquíes dado su alto conocimiento del árabe.Sus novelas y relatos son realmente recomendables, y mucho más si uno viaja a Marruecos para impregnarse de los momentos de aquella época.


La gastronomía árabe es deliciosa, probamos la harira, que es una sopa contundente de tomates, carne y legumbres, el famoso cous-cous, el tajin de pescado, el té a la menta que se sirve a todas horas y es delicioso elaborado con menta fresca y añadiendo bastante azúcar…


Así que embelesada mirando al mar con un té a la menta y contemplando el ambiente es fácil dejarse llevar por la imaginación sin rumbo por Tánger.

13 January 2011

ALEMANIA: RUINAS ROMANAS EN TRIER Y LA CASA-MUSEO DE KARL MARX

Fecha del viaje: Diciembre 2010
Extracto de Mi Diario de Viajes:

Después de visitar Luxemburgo, cogimos un tren para conocer la ciudad de Trier o Tréveris, ubicada a orillas del río Mosela. Trier fue antigua ciudad romana y como tal forma parte del Patrimonio de la Humanidad por tener en pie La Porta Nigra, una gran puerta de entrada a la ciudad y ser la mejor conservada del mundo, emblema de la ciudad.


También visitamos solos las KaiserThermen, unas termas de grandes dimensiones en medio de la nieve.



Saliendo de las termas y paseando entre jardines, nos encontramos con el Kurfürstliches Palais, antiguo Palacio con estilo barroco en el ala sur (1757-1761).



Pero en Trier descubrimos otras interesantes sorpresas como la Casa de los Reyes Magos, bellamente ornamentada, y otras edificaciones de arquitectura típica alemana.



Pero lo que no recordábamos es que Karl Marx nació un 5 de Mayo en 1818 en esta peculiar ciudad y al enterarnos no pudimos dejar pasar la oportunidad de visitar la casa donde nació el padre del Comunismo.


Marx vivió durante bastantes años en esta casa acomodada de dos plantas de estilo barroco y construida alrededor de 1727. El edificio donde nació se encuentra el museo, la biblioteca y centro de estudios se ubica en otra calle adyacente a unos metros del mismo.



Después de varias renovaciones y reconstrucciones, la casa fue comprada por el Partido Socialista de Alemania (SPD) en 1928. Durante el periodo del Socialismo fue desposeída y posteriormente devuelta en 1945. En la actualidad pertenece a la Fundación Friedrich Ebert desde 1968.


Un recorrido interesante nos llevó a descubrir datos sobre la historia comunismo pasando por manuscritos, libros y objetos personales de Marx, incluso frases que sentencian la síntesis del movimiento comunista y que forman parte de nuestra sociedad a dia de hoy como "Trabajadores del mundo, uníos" o bien "La religión es el opio del pueblo" pero que ya no son compartidas con tanto fervor en la actualidad como antaño.

   

Entramos en la Dom St.Peter, con estucos barrocos y vidrieras y la Konstantin Basilika, de grandes dimensiones.


Nos acercamos al Haupt Mark (Mercado Central) donde se encontraba ubicado el Mercado de Navidad, lleno de tiendas de objetos para decorar los belenes y abetos, además de puestos de comida, vino caliente...En una pequeña glorieta se encontraba un grupo de adolescentes entonando canciones navideñas.